María Emilia Riquelme y Zayas , Fundadora de la Congregación, nació en la h ciudad de Granada- España, asentada al pie de Sierra Nevada, un día 5 de Agosto de 1847, en la festividad de Nuestra Señora de las Nieves, como un feliz presagio de lo que iba a ser su relación personal con María, la Madre del Señor, y la obra que posteriormente tendría a Jesús Eucaristía, como Centro del Carisma a ella confiado, en estrecha vinculación con Nuestra Señora.
Desde muy temprana edad había sentido ella el deseo apremiante de consagrar su vida a Dios, particularmente reconociéndolo presente en Jesús, en el Misterio de la Eucaristía, sin embargo, sólo después de haber cumplido su deber fiel hacia su padre, viudo desde que María Emilia tenía cinco años, pudo hacer realidad este gran deseo, acogiendo con humildad y confianza, la voluntad del Señor de formar una nueva familia religiosa en torno a la Eucaristía. Familia que aún en vida de ella, ha ido extendiéndose primero en España y Portugal, después a las Américas, con inicio en Brasil. Muy posteriormente a algunos lugares de África y Asia.